contacto@terapiaonline.cl Mesa Central: 22 712 87 23  
Escríbenos haciendo click en: +569 31995091

No es necesario que te quedes viviendo en las sombras


""La libertad es la última de las facultades humanas, la más e..."


"La libertad es la última de las facultades humanas, la más elevada. No se trata solo de ser libres de algo, sino también para algo." Viktor Frankl - El Hombre en Busca de Sentido

Todos hemos dañado a otra persona, como también nos han hecho daño a nosotros, voluntaria o involuntariamente. Esto, por supuesto, genera sufrimiento, que se suele pensar que es necesariamente algo negativo. Más bien la invitación al iniciar un proceso de psicoterapia es comprender que todos tenemos luces y sombras, pero esto no debiera significar que nos quedemos viviendo en la oscuridad, el dolor y el resentimiento.

De este modo, independiente de lo que estés viviendo actualmente; de los errores que sientas que has cometido; o las faltas que se han realizado sobre ti, y en medio de todo el malestar físico, psicológico, interpersonal y espiritual, la invitación que te haremos en un tratamiento psicoterapéutico, sabemos que no es fácil de digerir. Dado que el desafío es tomar esta situación traumática, esta crisis que conocemos que es intensamente dolorosa y atreverse a recibirla como una oportunidad de crecimiento para generar cambios positivos tanto en ti mismo, en tus relaciones interpersonales, incluso en tu espiritualidad y la filosofía de vida que tienes.

Por paradojal que te resulte pensarlo en este momento en el tiempo, en que probablemente estás con muchas emociones que no logras comprender del todo, este puede ser uno de los momentos más importantes qué vas a tener para poder redireccionar tu vida.

Es en este tipo de tiempos tormentosos es cuando uno aprende realmente quienes "son mis verdaderos amigos, las personas que estarán conmigo en este proceso independiente de lo sucedido", algo similar te podría suceder con la relación qué tienes con tu familia.

Ellos podrán entregarte el apoyo y la contención que necesitas y en ese camino, es bastante probable que sientas que tu familia se hace más fuerte. Seguramente van a ir encontrando sus propios talentos, que todos tenemos, y en el compartir el sufrimiento, compasivamente tanto Contigo mismo como con Ellos, se irán dando cuenta que como familia quizás pueden manejar más de lo que pensaban que podían hacer.

Te invito a imaginar por un momento, que si la manera en que veías a tus amigos va cambiando; si el cómo sentías que “era” tu familia lo vas sintiendo de una manera distinta, ¿Cómo irá cambiando esto el cómo te observas a ti mismo? Muchas veces, me he encontrado con personas que han compartido conmigo, con mucha sorpresa, y desde el inmenso sufrimiento, trabajado desde una manera compasiva, optimista, con una mente atrevida dado que no es fácil tomarse una situación que a uno le ha generado tanto dolor como una experiencia que puede venir a sacudir de manera bastante radical cómo comienzan a ver el mundo. ¿Difícil de creer?

Como te decía, la experiencia humana es bastante compleja. Es necesario confiar en lo que visceralmente viene a nosotros, y como seres que por definición hemos vivido por miles de años comunitariamente, confiar en que voy a recibir ayuda cuando baje la guardia. Esta complejidad me entrega a mí como psicoterapeuta el compromiso profesional de no hacer juicios de valor sobre ti, sino más bien buscar comprender la complejidad de tu propia experiencia con las situaciones traumáticas que has vivido, acompañándote en tu proceso procurando respetar intensamente tu libertad de escoger lo que quieras escoger, nunca diciéndote qué es lo que debes hacer, qué es correcto y qué no lo es. El desafío es totalmente complejo, y es tu desafío. Pero no es necesario que te lo vivas solo.

Cada persona es un mundo, ningún proceso psicoterapéutico es igual, ninguna sesión es igual, pero el compartir sufrimiento con tu psicoterapeuta; tus amistades; tu familia y contigo mismo es la pauta que conecta mundos radicalmente diferentes en los cuales encontramos ese sentido de confianza y pertenencia de una comunidad que muchas veces olvidamos que es muchísimo mayor. Recuerda que vivimos en un sistema en que nosotros mismos hemos definido, que es “lo normal”. Lo cual suele estar extremadamente lejos de lo que realmente es saludable para los seres humanos.
Aprovecha la oportunidad que te entrega tu sufrimiento.

Pablo García Pérez
Psicólogo Clínico
Terapia Online

 



Centro de Terapia del Comportamiento

*Importante: Si te encuentras en una situación de emergencia, crisis o riesgo vital debes acudir al recinto hospitalario más cercano. Terapia Online no atiende este tipo de situaciones.